¿Realmente la elección de los acabados antes del inicio de una obra puede encarecerla mucho? Imprimir E-mail

Antes de iniciar una obra, normalmente se piden varios presupuestos sin ningún documento en el que se pueda comparar las ofertas de los distintos constructores y se termina eligiendo la más barata.

La gran mayoría de las empresas de construcción basan sus beneficios en los futuros "precios variantes" y "precios contradictorios", esto no son más que pequeñas diferencias con respecto a las unidades de proyecto que normalmente con las prisas son un corta y pega. Estas variaciones suelen ser de entre el 20% y el 35% ya que el constructor las entrega a última hora, cuando no se puede dilatar la decisión más porque se paraliza la obra y si se lleva los trabajadores a otra no sabe cuando va a poder volver…. Estas decisiones suelen ser las que al final nos salen caras.